Blogia
facesonthebox

LA ANGUSTIA DEL HOMBRE ACORRALADO

LA ANGUSTIA DEL HOMBRE ACORRALADO

Thomas Vintenberg, uno de los padres fundadores del movimiento Dogma, era hasta este momento reconocido por Celebración. A partir de hoy, día en que se estrena Jagten (La Caza), va a pasar a ser alabadísimo por este trabajo. 

En La Caza se nos explica la historia de Lucas (un soberbio Mads Mikkelsen), un profesor de parvulario quien, víctima de una mentira y de sus imprevisibles consecuencias, se convertirá en un animal acorralado, sufriendo el desprecio y el aislamiento en el pueblecito de la Dinamarca rural donde vive. Conviene no desvelar aspectos esenciales de la trama para poder disfrutar plenamente de una película que se va cociendo poco a poco y, a medida que se va desarrollando el relato, el espectador siente la opresión y la angustia existencial de este falso culpable acosado por las circunstancias externas. 

Mads Mikkelsen se convierte en la pieza clave de la historia: a través de su mirada trasitamos por todos los estados de ánimo del protagonista (desde la tranquilidad y la amabilidad, a la rabia y la impotencia más absoluta). La maestría de este reputado actor danés fue muy merecidamente reconocida con la Palma de Oro al mejor actor en la pasada edición del Festival de Cannes.

Aunque sería injusto atribuirle todos los méritos al actor ahora en boga por la serie Hannibal. Pues los niños, Annika Wedderkopp y Lasse Fogelstrom, como la "inocente" Klara y Marcus, el hijo de Marcus, obligado a madurar de golpe por la situación, son fundamentales para el buen acontecer del relato, que fluctúa entre la calma tensa y las explosiones de violencia. En su expresividad sentimos, de manera muy distinta, el dolor de una infancia manipulada por los adultos, pues no olvidemos que la historia explica cómo se magnifica una mentira hasta llegar a cambiar radicalmente la vida de una persona.

La película sirve para denunciar cómo en esta sociedad hipócrita en la que vivimos se expande y se instala el miedo en una comunidad, cuestionando a uno de sus miembros. Así mismo, esta mentira sirve para hacer reaccionar a cada una de las personas de esta comunidad: desde sus vecinos, hasta sus amigos, pasando por sus seres queridos. Lucas es repudiado, aislado y agredido verbal y físicamente por personas de esta pequeña comunidad, como si fuese un "apestado". Asimismo, en el mensaje de La Caza subyace el hecho de que no existe lugar para la esperanza en este mundo podrido por las habladurías y las mentiras. En este sentido, Vintenberg construye una metáfora aspera, cruda y desoladora sobre la intolerancia y la incapacidad de perdonar a nuestros semejantes. 

SONIA BARROSO.-

Pie de foto: Lucas y su hijo, una relación paterno-filial marcada por el dolor y las circunstancias externas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres