Blogia
facesonthebox

JEREMY RENNER: CONSTRUYENDO AL AGENTE PERFECTO

JEREMY RENNER: CONSTRUYENDO AL AGENTE PERFECTO

Jeremy Renner es el nuevo héroe de acción. Este rubio actor californiano de 41 años, de gesto rudo y expresiva mirada azul acero, heredero de la dureza de Daniel Craig y el canallismo de Colin Farrell, se ganó un hueco en el olimpo de Hollywood tras protagonizar la oscarizada En tierra hostil (Hurt Locker), de Katheryn Bigelow en 2008 por la que sumó varios premios de Asociaciones de Críticos y nominaciones, entre ellas al Oscar, al Independent Spirit Award -que había ganado en 2002 con su difícil e interesante rol de asesino en serie en Dahmer-.

En The Hurt Locker, Renner interpretaba con intensidad y convicción al obsesivo sargento de primera Will James siempre en misiones de desactivar explosivos en Oriente Medio, un papel que nos descolocó.

Dos años después, volvió a estar nominado al Oscar, esta vez como actor de reparto, en The town, ciudad de ladrones -la segunda película como director de Ben Affleck-. Renner volvía a un papel intenso y complejo y, de nuevo, salía airoso.

Después Tom Cruise se fijó en él como el agente de apoyo William Brandt, que sería el contrapunto cómico a su Ethan Hunt en Mission: Imposible Protocolo Fantasma, la cuarta parte de esta saga.

Curiosamente, ahora se encarga de la cuarta parte de la saga del agente Jason Bourne: El legado de Bourne, que es una reformulación de esta trilogía a partir de un nuevo personaje: Aaron Cross, un agente superdotado y con ansias de supervivencia, que vive totalmente enganchado a las pastillas para mejorar su rendimiento físico e intelectual. Un papel donde Renner vuelve a brillar, esta vez como protagonista absoluto -eso sí, muy bien arropado por Rachel Weisz- con una mezcla de rudeza y sensibilidad, marca de la casa.

SONIA BARROSO.-

Pie de foto: Jeremy Renner, un actor rudo y sensible.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres