Blogia
facesonthebox

LENNON, EL COMIENZO DE UNA LEYENDA

LENNON, EL COMIENZO DE UNA LEYENDA

De todos es sabido el clima familiar disfuncional que le tocó vivir al joven John Lennon. Entre su madre y su tía Mimi se crió el joven Beatle justo cuando Elvis sacudía el pentagrama y las masas con su caracterísco movimiento de pelvis.

Nowhere boy, de Sam Taylor-Wood, no es una película musical aunque hay música en ella y a ratos parece asomar el aire a tv-movie de sobremesa de domingo, pues a eso se dedicaba la directora antes de esta interesante propuesta. Para romper con ello hay algunas escenas paisajístico-poéticas tipo Iñárritu para entendernos.

La película es un drama en toda regla, hay que estar bien cuerdo para asumir a tan temprana edad los vaivenes de la vida que en ella se relatan y este es el tema principal de este relato del florecimiento de un genio que ha dado pie a una leyenda y en el que Paul McCartney tiene bastante que decir.

A cada segundo que pasa un tiene la sensación de descubrir junto con el protagonista los pasos que le llevaron a ser de un granujilla a un artista capaz de expresarse gracias a la poesía, un pentagrama y la influencia de las personas que le querían. Aunque al fin y al cabo, el quería ser como Elvis ¿lo fue?

DAVID PALOMAR.-

Pie de foto: Imagen promocional de la cinta.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres