Blogia
facesonthebox

LA PROFECÍA DE LOS HERMANOS WACHOWSKI

LA PROFECÍA DE LOS HERMANOS WACHOWSKI

La trilogía The Matrix (1999-2003) es una metáfora del futuro dentro de otra gran metáfora sobre el presente virtual y del poder que desean alcanzar los malvados.

Ahora, cuando se cumple una década sobre esta historia con raíces bíblicas de los hermanos Wachowski se estrena la última producción, El atlas de las nubes (2012) protagonizada por Tom Hanks y Halle Berry, que promete llevarnos a otro universo de fantasía.

Pero volvamos para hacer un viaje por The Matrix, que revolucionó el cine en todos los sentidos alcanzando cotas espirituales para un público que no estaba todavía acostumbrado a esta revolución.

Estas películas ya son reconocidas como auténticas obras maestras del cine contemporáneo porque se mezcla todas las religiones con la filosofía clásica. El protagonista principal Neo (Keanu Reeves) trata de simbolizar a un Ser extraordinario capaz de salvar al mundo de su amenaza latente (las máquinas). El argumento de la historia es una revisión de los libros de aventuras donde existe un héroe que es el prototipo de persona comprometida con hacer el bien, pero en esta ocasión los hermanos Wachowski crearon un héroe accidental que, sin comerlo ni beberlo, tiene la obligación de salvar la vida humana y librarla del dominio de las todopoderosas máquinas.

Toda obra que muestra un futuro imaginado tiene su lectura en el presente.The Matrix muestra un mañana en el que la tecnología ha superado a la vida y la muestra como el invasor; el hombre se convierte en esclavo de lo que antes eran sus esclavos dando al espectador otra lectura de la evolución un tanto tremendista pero muy aceptable… porque igual dentro de 300 años los seres pensantes de este planeta pueden llegar a ser las máquinas.

Así navegamos en estas tres películas: The Matrix (1999),The Matrix Reloaded (2003) y The Matrix Revolutions (2003) para dar cuenta de otra lectura mucho más acertada de lo que puede pasar. Puede ser también un trabajo para alertarnos sobre los peligros a los que nos podemos enfrentar si nuestros pasos hacia el mundo informático se salen de la herramienta de consulta.

Los robots creados por el ser humano pueden terminar gobernando el universo y condenando a todo lo que tenga vida; esto es a lo que conduce el pensamiento que nos ofrece el lado perfecto de la tecnología en un planeta donde están desapareciendo los libros de papel (que puede ser un augurio de lo que va a ocurrir si dejamos de ser humanos para ser máquinas).

Así se nos advierte, al ver está trilogía, que el ser humano puede dejar de serlo para convertirse en una máquina sin sentimientos movidos por las obligaciones programadas por los seres pensantes. Claro que esto es tan sólo una hipótesis de adonde se puede llegar yendo por el camino de la robótica.

Muchos pensarán que ofrece comodidad y libertad para actuar libremente y sí puede ser, puede que estemos más capacitados en un futuro, que aprendamos a utilizar nuestra mente para aprender a volar a cámara lenta – como se puede ver en está trilogía – pero hasta que llegue ese momento tenemos que actuar sabiamente.

La acción de la película empieza en Zion, una ciudad totalmente imaginaria en el que viven los descendientes que no han sido atrapados por la dictadura de las máquinas. Trata de ser una reflexión bíblica porque recuerda al peregrinaje de Moisés para alcanzar la libertad de su pueblo. En ese camino, Neo se topa con desafíos mentales y de fuerza interior para alcanzar su destino; en ese deambular lo acompañará Trinity (Carrie-Anne Moss) que simboliza el amor carnal y la lucha por sobrevivir.

The Matrix se mete de lleno en una atmósfera virtual que acompaña a la realidad, esta paradoja hace más interesante la historia sin olvidar en su metraje la acción de un submundo creado para la diversión del espectador.

Ha pasado más de una década de su estreno y todavía alimenta la imaginación y la intelectualidad de un mundo real que empieza a ser poco a poco de las máquinas.

Por eso, The Matrix fue un despertar de un letargo cinematográfico… Sí, cambió el cine de ciencia-ficción, pero también esta lectura sobre el futuro es mucho más. Nada es igual desde que está producción se coló en nuestras casas. La vida del planeta desde aquel momento se pudo ver de otra manera.

JORGE GIRBAU BUSTOS.-

Pie de foto: The Matrix, una trilogía revolucionaria. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres