Blogia
facesonthebox

BLANCANIEVES ARRASA EN UNOS GOYA CASI SIN SORPRESAS

BLANCANIEVES ARRASA EN UNOS GOYA CASI SIN SORPRESAS

Esta noche se han entregado los Premios Goya por parte de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, sin muchas sorpresas. La noche comenzaba con el curioso, cañí y acertado homenaje de Eva Hache a Bienvenido Mr.Marshall, de Berlanga. Para luego introducir un monólogo inicial, donde las puyas fueron bien repartidas entre La Casa Real, los políticos y los guiños y saludos de los actores fueron lo más cariñoso y políticamente correcto.

La primera (y de las pocas sorpresas de la noche) fue para Joaquín Núñez, que arrebató el Goya al mejor actor revelación para los dos favoritos: un Tom Holland, estupendo en Lo Imposible, con cara de "qué hago aquí exactamente" y un Álex Mónner, que se lo debió tomar con más filosofía y más tablas, perfecto en Els nens Salvatges. Hay que destacar que Grupo 7 se llevó dos estatuillas, pues también Julián Villagrán obtuvo el Goya al mejor actor secundario.

Por lo demás, los premios no dieron muchas sorpresas, pues la gran favorita de la noche: Blancanieves, se llevó 10 de las 18 estatuillas a las que optaba, entre las que destacamos cuatro de las grandes: mejor película; actriz para la pérfida "madrastra", Maribel Verdú; para la cándida y dulce Carmencita que compone Macarena García, como mejor actriz revelación y mejor guión original (quizás el más discutible, por tratarse de una película muda). Juan Antonio Bayona obtuvo el ya esperado y muy merecido Goya al mejor director, por Lo Imposible, presente en los premios en tres categorías técnicas más (montaje, sonido y efectos especiales).

José Sacristán fue el mejor actor por El muerto y ser feliz, mientras que Candela Peña recogió el único Goya por el que Una pistola en cada mano estaba nominado, el de mejor actriz de reparto. La cinta de animación, Tadeo Jones también fue una de las grandes triunfadoras, al obtener tres "cabezones": mejor película de animación, mejor director novel, para Enrique Gato, y mejor guión adaptado. 

En cambio, la gran perdedora de la noche, como parecía ya vaticinar el sketch de todas las actrices "metiéndose" con la no-votación a Aida Folch, fue El artista y la modelo, de Fernando Trueba, que se fue completamente de vacío. Algo un tanto injusto, pues es una película notable (que ha caído en un año de películas brillantes, eso sí).

La gala tuvo sus momentos, como las reivindicaciones del Presidente de la Academial, Enrique González Macho, que aseguró que el cine no era de ningún partido político y volvió sobre los daños causados por la piratería. Eva Hache hizo lo que pudo para remontar una noche, sin grandes sorpresas, donde lo que más brilló fue el buen cine español de 2012.

SONIA BARROSO.-

Pie de foto: Maribel Verdú, recogiendo su Goya a la mejor actriz y pronunciando un largo discurso de agradecimiento.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres