Blogia
facesonthebox

RICARDO DARÍN RESUELVE UN CRIMEN PERFECTO

RICARDO DARÍN RESUELVE UN CRIMEN PERFECTO

Tesis sobre un homicidio, de Hernán Golfrid, es un thriller argentino sobre un crimen perfecto. Universidad de Buenos Aires, un brillante profesor de derecho y jurista, Roberto Bermúdez (Ricardo Darín) es testigo de un macabro descubrimiento: el cuerpo de una joven asesinada y torturada a las puertas de la facultad. El resto de sus alumnos está también presente. Entre ellos, un inteligente a la vez que maquiavélico y misterioso estudiante, Gonzalo (Alberto Ammann), hijo de un compañero de profesión, del que Bermúdez comienza a tener serias sospechas.

Al director no le importa que el espectador se pregunte durante todo el metraje quién fue el asesino, sinó que nos resuelve la custión en el planteamiento de la cinta. Golfrid realmente está interesado en el juego de ajedrez entre maestro y alumno, entre cuyas piezas claves estará Laura (Calu Rivero), la bella hermana de la joven asesinada.

La película recorre la obsesión de este abogado por resolver este caso porque cree que su discípulo aventajado le ha desafiado con sus insinuaciones. Poco a poco, ciertos detalles y pistas van entramando una tela de araña que conducirán hasta un desenlace, que consideramos, demasiado imperfecto e insatisfactorio.

Hitchcock y los mecanismos para descubrir al culpable presentes en La soga planean en este ejercicio de cine negro y de suspense. Así pues, no es una película ni brillante ni original, pues de crímenes perfectos, víctimas inocentes, verdugos con piel de cordero e investigadores eminentes la historia del cine va bastante bien servida.

¿Entonces cuál es su gracia? Sin duda, comprobar con qué solvencia y aplomo, una vez más, Ricardo Darín vuelve a convencer y a implicar al espectador en sus pesquisas. Sin duda, su notable trabajo es uno de los motivos por los que vale la pena acercarse a este thriller. Frente a él, Alberto Ammann está simplemente correcto, tiene un par de miradas y escenas inquietantes, pero creemos que siempre está dos pasos por detrás, así como Calu Rivero, muy bella, pero a la que le falta experiencia. 

Así pues, si sois fans de Darín y os apasiona este tipo de thrillers, la visita al cine puede estar más que justificada. Pero los que buscabáis una vuelta de tuerca más original al género, no la vais a encontrar. Es más, puede que os sintáis defraudados con el desenlace de los acontecimientos.

SONIA BARROSO.-

Pie de foto: Maestro y discípulo ante un crimen perfecto.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres