Blogia
facesonthebox

JOHNNY Y SUS DOS GRANUJAS CON MUCHO ENCANTO

JOHNNY Y SUS DOS GRANUJAS CON MUCHO ENCANTO

Excéntricos, excesivos y con facilidad para atraer los problemas. Así son Kempt y Barnabás Coliins, los dos personajes con los que Johnny Depp nos promete una buena dosis de entretenimiento y diversión. Sin duda, Johnny, quien desde hace dos décadas nos viene regalando retazos de buen cine, aún sigue siendo uno de los actores más camaléonicos y carismáticos del momento. Con sus delirantes composiciones en la última película de Bruce Robinson y en la esperadísima obra de Tim Burton, promete hacernos vivir únicos instantes de cine singular.

En los Diarios del Ron -que se estrena el 4 de mayo-, Depp se pone en la piel, por segunda vez tras Miedo y asco en las Vegas, de Terry Gilliam, de uno de los dipsómanos alter egos del particularísimo periodista "gonzo" Hunter s. Thompson. En este caso, la cinta nos relata las correrías profesionales, sexuales y alcohólicas de un periodista que trabaja en un diario en crisis. Todo ello ambientado en el tentador Puerto Rico de la década de los 60, donde Depp despliega todo su catálogo de extravagancias "marca de la casa" y canallismo, resultándonos un crápula con mucho encanto.

Aunque los que prefieran al Depp más gótico y oscuro están de enhorabuena pues, una semana más tarde, el 11 de mayo tienen una cita con Dark Shadows - que llega a España con la innecesaria traducción de Sombras Tenebrosas-. Se trata de otra fructífera colaboración entre el tándem Depp-Burton, tras las últimas y notables Sweeney Todd y Alicia en el país de las maravillas.

Dark Shadows es la adaptación de un popular serial catódico  del mismo nombre que se comenzó a emitir en la cadena de televisión ABC en 1966 y fue creado por Dan Curtis (director) y Art Wallace (guionista). Johnny encarna a Barnabás Collins, padre de familia, casado con una bella mujer (Michelle Pfeiffer), con dos hijos (Chloë Moretz y Johnny Lee Miller) y un nieto (Gulliver McGrath) que viven felizmente en la mansión Colllinwood Manor. Los problemas comienzan cuando el mujeriego Barnabás seduce por equivocación a Angelique (Eva Green), una vengativa bruja que le convierte en vampiro.

Inesperados y extraodinarios sucesos imprevistos, presencia de criaturas de la noche y del inframundo, muchas diversión, misterio y terror son los ingredientes de este brebaje cocinado a fuego lento por sus dos instigadores más dark: Burton y Depp, auténticos fans del culebrón original. 

Así pues, con todos estos alicientes, ¿quién se las va a perder?

SONIA BARROSO.-

Pie de foto: Johnny Depp es el seductor vampiro Barnabás Collins.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres