Blogia
facesonthebox

AMARGA VUELTA A LA ADOLESCENCIA

AMARGA VUELTA A LA ADOLESCENCIA

Jason Reitman, quien nos sorprendió y nos cautivó con la historia de Juno, una adolescente muy madura para su edad -interpretada convincentemente por una inspirada Ellen Page-, que se queda embarazada y decide iniciar un proceso de adopción, ahora con Young Adult nos propone aún una cara más amarga.

Charlize Theron es Mavis Gary, una mujer de 37 años, cosmopolita y liberal, que se dedica a escribir una serie de novelas juveniles y se comporta como el personaje femenino principal de una de ellas, pues decide volverse su pueblo natal de Minnesota para tratar de recuperar a Buddy Slade (Patrick Wilson), su gran amor de instituto, que está felizmente casado con Beth (Elisabeth Raser) con la que acaba de teenr un bebé.

Las artimañas de la protagonista para hacerse suyo a su novio de adolescencia nos podrían recordar vagamente a las que empleaba Julia Roberts en La boda de mi mejor amiga, pero Jason Reitman se olvida de la comedia para plantearnos la infelicidad de una mujer guapa y que aparentemente lo tiene de cara, pero que se siente incompleta. Esto le ocurre porque, tras divorciarse, todavía no ha cerrado aquella etapa de su adolescencia en la que era la reina de la belleza, la chica más guapa y deseada de la clase y considera que aquellos fueron sus años más maravillosos y que le fueron terriblemente arrebatados.

Con la complicidad de Matt (Patton Oswald), un compañero de clase del instituto que quedó lisiado tras una brutal paliza, intentará por todos los medios de recuperar el tiempo perdido con Buddy. 

En esta ocasión Diablo Cody, guionista de Juno, vuelve a hacer referencia a la época de instituto pero sólo para poner en evidencia la cara más amarga y triste de una persona quien, pudiéndolo tener todo para ser feliz, vive en anclada en su etapa de adolescencia más dichosa en sus recuerdos que lo que lo fue en realidad. 

Quien se espere ver una comedia romántica al uso, absurda con momentos hilarantes, se ha equivocado de película, pues éste es un retrato implacable de una mujer inmadura que tendrá que hacerse adulta como le corresponde a su edad.

Hay momentos en los que odiamos las acciones y decisiones de la protagonista pero, en el fondo, busca que el espectador empatice con ella, sobre todo en una escena clave absolutamente devastadora en la que descubrimos, de una manera humillante, las verdaderas motivaciones de Mavis.

Una película imprescindible para aquellos que crean que hay que saber valorar en su justa medida los dones que la vida nos ofrece en cada una de sus etapas. 

SONIA BARROSO.-

Pie de foto: Charlize Theron interpreta a la inmadura Mavis Gary.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres