Blogia
facesonthebox

DETRÁS DE UN GRAN HOMBRE...SIEMPRE HAY UN ASESINO

DETRÁS DE UN GRAN HOMBRE...SIEMPRE HAY UN ASESINO

El escritor, de Roman Polanski, tiene un desacierto en la traducción del nombre de la película. Es mucho más acertado el original The Ghost Writer porque, el personaje de Ewan McGregor, además de ser el negro que confecciona las memorias del Ex-Primer Ministro, Adam Lang (Pierce Brosnan) es también un espectro que vive y respira en función de esta misión y de la de su predecesor, Mike McCae, que fue asesinado mientras relataba estas memorias.

Muchos han querido ver en Lang similitudes con Tony Blair, aunque es el aislamiento de este político, que no puede salir de Estados Unidos porque se le acusa de haber ordenado que la CIA torturara presuntos terroristas en Pakistán, donde parece más bien un caso parejo al acecho y linchamiento que sufre el propio Roman Polanski, acusado de violación.

Por lo que se refiere a esta cinta, sería un thriller más o menos convencional de no ser por la garra que le confiere Polanski y por el ambiente de opresión y de desasosiego en el que envuelve a sus personajes. Los actores, muy acertados todos, en especial esa Olivia Williams, que interpreta a Ruth, la mujer de Lang, de gran fuerza y ambigüedad, que es decisiva en el soprendente desenlace del relato.

SONIA BARROSO.-

Pie de foto: Tensión entre Adam Lang y su negro.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres