Blogia
facesonthebox

CON DUNCAN EN LA LUNA

CON DUNCAN EN LA LUNA

Esta mañana ha salido la Luna en Sitges. Moon, de Duncan Jones, ha gustado, y ha reconciliado público y crítica. Además, su artífice, el director Duncan Jones, se ha metido el público en el bolsillo. Por su simpatía, ha contagiado de buenas vibraciones toda la sala, al explicar su amor por un género como la ciencia ficción.

Moon, ha dicho, pretende explorar de dos temas: "las relaciones a distancia y la soledad, o qué significa estar mucho tiempo solo". La historia del astronauta interpretado con maestría por Sam Rockwell (que ya ganó el premio al mejor actor en Sitges con Joshua) es un tour-de-force, pues él y sólo él ocupa todos y cada uno de los planos de la película convirtiéndose en el protagonista absoluto de la función. Estar solo durante todo el fiilm "es el sueño y la pesadilla de todo actor", comentaba Rockwell. Éste se preparó para el film viendo un documental sobre la luna, hablando con su tío, que es piloto de pruebas. "Lo demás partió de mi imaginación y de las conversaciones que tuvimos con Duncan, que me ayudaron mucho", añadió.

AMOR AL GÉNERO

Y es que Duncan Jones es un auténtico devoto y admirador del género de ciencia-ficción. Por ello, en la cinta se observan varios homenajes, tanto visuales como narrativos, a muchas películas de este género de finales de los 70 y principios de los 80. "Mi amor hacia la ciencia-ficción  es un reflejo del escapismo, porque me gusta crear cosas con mucha imaginación" y contar historias muy personales que entren con más facilidad". Y bromeó: "Sólo hace falta mirar películas como Transformers 2 para entender porqué me gustan estos films".

A propósito del género, Jones opina que a menudo se trata de películas de presupuesto muy alto por los efectos especiales, lo que no es su caso. Moon cuenta con un presupuesto muy bajo, de 5 millones de dólares. "Incluso Kevin Spacey -que pone la voz en off al robot Gerty-, se sorprendió, pero aceptó su intervención nada más leer el guión y luego el montaje le encantó".

PAPÁ BOWIE

No hay que olvidar que Duncan Jones es el vástago de David Bowie. "La razón por la que no sale ninguna canción de mi padre en la película es porque no puedo permitírmela", bromeó. Su padre vio la película por primera vez en el Festival de Sundance, que era la primera vez que se mostraba en público y no tenía distribución, "y eso hacía que estáramos muy nerviosos". Bowie la vio por segunda vez en Tribeca. "Y ahora mi padre vende los DVD´s de la peli por la calle, uno nunca sabe de quién se puede fiar", remató muy chistoso.

Duncan Jones, filósofo de formación, hijo de músico y alma de cineasta, nos avanza que esta preparando su próximo proyecto, "una historia de ciencia ficción que me apasiona, se llamará Mute y está ambientada en el Berlín del futuro con homenaje a Blade Runner". Y aparte de volver a reincidir en el género, pretende embarcar en el proyecto a Rockwell: "intentaré que Sam haga un cameo, sinó me disfrazaré yo mismo de Sam", rió.

SONIA BARROSO.- 

Pie de foto:El divertido Duncan Jones (en el centro) y el despistado Sam Rockwell (lateral derecho) presentaron junto a Ángel Sala su particular visión del espacio, de las relaciones humanas y de la soledad en Moon.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres