Blogia
facesonthebox

CORRAMOS UN TUPIDO VELO

Tengo que confesaros que tengo dos debilidades: Edward Norton y las películas de época ambientadas en lugares exóticos. En El Velo pintado se combinan mis dos vicios cinéfilos. No obstante, la historia de un médico y la esposa que no le quiere y que le es infiel es un argumento bastante tópico y explotado. No obstante, la película funciona con una precisión pasmosa. Desde la envolvente fotografía, ayudada por unos paisajes de Shangai de ensueño, la hermosa banda sonora, hasta los actores. Muy especialmente mi querido Edward y la cada vez más fantástica Naomi Watts en un sufrido papel en el que pasa de la infidelidad al amor, con una interpretación llena de matices. Los silencios, las miradas, lo que sugieren los personajes. Lo que callan y lo que ocultan. Es una más que estimulante propuesta en la que se extrae una moraleja: a veces la felicidad la tenemos al alcance de la mano, sólo que en la mayoría de ocasiones nos damos cuenta cuando ya es demasiado tarde.

SONIA BARROSO.-

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Donnie -

Vaya a mi también me pareció una película fascinante! una pena que esté tan infravalorada y que la hayan dejado de lado en los Oscar... pero bueno, el caso es haberla visto y que haya gustado!!
Me ha encantado tu post sobre La Ciencia del Sueño, otro gran peliculón que me hizo soñar...

Me pasaré por aquí!!

Un saludo!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres