Blogia
facesonthebox

GIBSON EN LA CÁRCEL

GIBSON EN LA CÁRCEL

Vacaciones en el infierno, de Adam Grunberg, es un thriller carcelario de acción que tiene a Mel Gibson como gran reclamo del reparto, bien arropado por secundarios de lujo, como Daniel Giménez Cacho, Jesús Ochoa, Peter Stormare y Kevin Hernández, el niño.

La trama comienza cuando Driver (Gibson) huye de EEUU y pasa la frontera mexicana, donde es apresado por unos policías corruptos y va a la cárcel. Allí se encontrará con un submundo, capitaeado por "El pueblito", en el que tendrá que acatar unas reglas si quiere sobrevivir, así como recuperar todo su dinero.

Con este sencillo argumento, la película se inscribe en su mayor parte en el género del thriller carcelario con toques de drama bastante previsibles -sólo hay que ver qué ocurre cuando el capo requiere de un hígado y quién es compatible-. La gran virtud de la cinta es que la hora y media que dura transcurre rápida, pues es dinámica y entretenida, pero sus temas ya están tan mil y una veces vistos, que no aporta nada de nuevo ni de diferencial.

Las interpretaciones son correctas, sin ser sobresalientes. No hay nada nuevo bajo la superfície, pues la película no ahonda mucho en la radiografía pscológica de sus personajes ni elabora una trama nada original, simplemente sigue los patrones del género de acción y carcelario para vertebrar una película distraída, pero nada memorable. Ni Gibson ni Grunberg, autores del guión, se han esmerado demasiado para hacer una película para recordar, simplemente sirve para pasar el rato. Y sólo nos queda preguntarnos si en manos de Gibson como director, la cinta hubiese mejorado un poco, o no.

JR PALOMAR.-

Pie de foto: Mel Gibson y el niño, ¿relación paterno-filial?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres