Blogia
facesonthebox

EN LA DENSIDAD ESTA LA CLARIDAD

Leones por corderos es una curiosa película para estos tiempos. Huye de los tópicos, del entretener por entretener, pues es en ella se denuncian crueles realidades. No obstante, a diferencia de otras producciones más o menos panfletarias, hace llegar el mensaje con la elegancia de un traje de Ermenegildo Zegna.

A esta historia, cabe destacar la excelente interpretación de tres actores: Meryl Streep, Robert Redford y Tom Cruise. Los dos primeros, no tienen nada que demostrar y aún así muestran sus mejores bazas con un guión escrito casi a medida para ellos.
Tom Cruise, parece que haya ensayado su papel en los numerosos cameos de la TV del corazón, el resultado es la excelente representación de algunos políticos actuales. Y es que más allá de las ideas personales, está la ambición desmedida, obligando a creerse sus propias mentiras y a transmitirlas. Claro y meridiano. Da miedo.

Sólo algo en contra, la casi-excesiva condensación de diálogos con constantes referencias a la historia contemporánea americana amenizada con dilemas morales, razonamientos dignos de pre-socráticos y el silencioso sonido de la muerte retransmitido vía satélite...

Estamos pues delante de una más que recomendable película y si no, esperen a los Oscar. No se la pierdan, eso sí, tengan a mano algo de paracetamol por si acaso.
DAVID PALOMAR.-
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres