Blogia
facesonthebox

¡QUÉ BELLO ES EL AMOR!

Si hay una película blanca y navideña está es sin lugar a dudas la cinta española Mía Sarah. Cuenta la historia de un preadolescente con agorafobia y que responde a los rasgos de aquel niño que nos sedujo en La lengua de las mariposas, Manuel Lozano (con un extraño crepado en el pelo y del que entonces era su profesor y ahora es su abuelo, Fernando Fernán Gómez. Estos dos escriben un libro mientras maquinan cómo deslibrarse de cada profesor que contrata Marina, la hermana del chico (Verónica Sánchez), camarera bondadosa, cómo una Amélie española. Pero cuando aparece en sus vidas un timido psicólogo, interpretado por Daniel Guzmán, les será más complicado deslibrarse de él. Fantasía y realidad se dan la mano en una fábula que se permite algunas licencias poéticas y mágicas, consiguiendo emocionar incluso al espectador más reacio a eso de la lagrimita. Es como ¡Qué bello es vivir! pero ambientada en una Galicia que parece sumergida en su pasado más romántico. Especialmente recomendado para soñadores, amantes de los cuentos y parejitas de "tortolitos" en general.

SONIA BARROSO.- 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres