Blogia
facesonthebox

MIRA QUE TE HAS DE MORIR...

MIRA QUE TE HAS DE MORIR...

"Mira que te mira Dios...mira que te está mirando...mira que te has de morir...mira que no sabes cuándo".

Estas terribles sentencias abren los cuatro capítulos en los que está dividida Silencio en la nieve, la nueva película de Gerardo Herrero, basada en la novela de Ignacio del Valle, El tiempo de los emperadores extraños.

La acción se sitúa en la Rusia de 1943. Tras una espectacular secuencia de inicio, donde vemos un horrendo crimen en un lago helado, la cinta narra la investigación del soldado Arturo Andrade (Juan Diego Botto) quien, ayudado (y vigilado) por el sargento Espinosa (un estupendo Carmelo Gómez) intentará esclarecer esa y otras sucesivas muertes con un modus operandi en común, como si se tratasen de asesinos rituales.

La película combina elementos del thriller enmarcados de thriller enmarcados en un contexto bélico, la Rusia de 1943 donde la División Azul luchó contra los soviéticos. Quizás lo que más sorprenda de la propuesta es la utilización de la masonería para crear un halo de misterio, así como la aparición de varios personajes secundarios un tanto extraños y siniestros que enriquecen el relato. También es relevante la impecable factura visual de la cinta, con una fotografía que refuerza la sensación de frío intenso (el rodaje tuvo lugar en Lituania a temperaturas extremas entre -10 C y -25 C ).

Otro tema que aborda la cinta es la siempre delicada convivencia entre diferentes facciones e ideologías: comunistas, nacionales/falangistas y republicanos así como el sinsentido de la guerra a la que se ven abocados.

No obstante, la película adolece de demasiada contención formal. Ninguno de los elementos: thriller, bélica, drama íntimo sobresale por encima de las demás y tampoco se profundiza en demasía sobre ningún aspecto, seguramente debida a la difícil traslación del material literario a la gran pantalla. Es una auténtica lástima que en una propuesta que contaba con tan interesantes y variados argumentos se vea lastrada por la falta de emoción del relato, que nos deja casi tan fríos como la gélida estepa rusa.

SONIA BARROSO.-

Pie de foto: Juan Diego Botto y Carmelo Gómez dan caza a un asesino en la Rúsia de 1943.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres