Blogia
facesonthebox

MOMO CONFIRMA QUE HAY VIDA MÁS ALLÁ DEL STUDIO GHIBLI

MOMO CONFIRMA QUE HAY VIDA MÁS ALLÁ DEL STUDIO GHIBLI

A letter to Momo, de Hiroyuki Okiura, es una muestra más de cómo la animación tradicional triunfa en la época en que la animación por ordenador y en 3D copa los mercados internacionales. Desde Japón y sin venir del Studio Ghibli, esta película de dibujos animados hechos a mano, es muy deudora del legado y el trabajo del gran Hayao Miyazaki, incluso en la temática del film.

Momo es una niña que pierde a su padre repentinamente y se muda con su madre a una isla del sur de Japón. Allí, la casa parece estar poblada de unos duendecillos que ella sólo puede ver y no son lo que parecen a primera vista...

La cinta potencia las aventuras y el humor, aunque vuelve a hablar de grandes temas universales, como la unión familiar para superar todas las dificultades, la muerte y la enfermedad también están muy presentes en la trama.

Momo es, en gran parte, deudora de la magnífica El viaje de Chihiro, aunque no es tan oscura. Su protagonista, al igual que Chihiro, se ve obligada a madurar por las circumstancias que va a vivir y, en gran medida, sin la ayuda de sus progenitores. Además, también cuenta con la ayuda de duendes. Así que la imagineria de los espíritus japonesa está de nuevo en primer plano. Algunas secuencias del temporal marítimo nos recuerdan a Ponyo en el acantilado.

Esta película es entretenida y emotiva, aunque peque de un final dividido en dos, el cuál lastra un poco la excelencia del conjunto. No obstante, es una notable muestra de que el cine de animación japonés tradicional goza de buenas historias y de buena salud, más allá del Studio Ghibli.

SONIA BARROSO.- 

Pie de foto: Cartel original japonés de A letter to Momo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres