Blogia
facesonthebox

NO ES OTRO BOMBONCITO ROMÁNTICO...

Margot y la boda, del director Noam Baunbach (guionista habitual del indie Wes Anderson) no es lo que parece. Primero de todo, no hay que dejarse engañar por el título. Esta no es la enésima "comedieta romántica chico-conoce-chica y después de mil y un líos amorosos viven felices y comen perdices". No es La Boda de Mi Novia, Ni 27 vestidos... no se equivoquen...

Es la historia de tres personajes desarraigados: Margot (Nicole Kidman), una escritora impertinente que viaja a otro estado americano  con su hijo pre-púber para asistir a la boda de su hermana (interpretada por Jennifer Jason Leigh) con un pintor algo excéntrico que se encuentra sin trabajo (Jack Black). El encuentro entre ambas hermanas y el cuñado desatará la tormenta, saliendo a la luz los trapos sucios y las miserias de cada uno de estos seres.

A ratos comedia, la cinta va derivando hacia el drama más descarnado y naturalista, eso sí, con mucha mala bava...Nos damos cuenta que, pese a tanta ira, hipocresia y envidia, esta familia "se quiere", pero, a su manera...

En definitiva, película desconcertante, que explora la parte más ruin del alma humana.

SONIA BARROSO.-

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres